Las intermitencias de la muerte (Jose Saramago)

 domingo, 4 de octubre de 2009


¿Qué tal estuvo el fin de semana?

El mio bastante tranquito, he de admitir. Me dediqué a hacer cosas triviales, ayudar en la cocina, practicar mi escritura con la mano izquierda (la cual no ha prosperado mucho) e inicié otra novela, de la cual espero tenerles noticias muy pronto.

Sin embargo, hace rato me comentó mi hermana que en la biblioteca de su escuela encontró un libro de José Saramago (autor de Ensayo sobre la ceguera) que le llamó la atención, me contó un poco la trama y terminó por capturar también la mía. Así que lo busqué, y aunque aun no lo termino de leer, me tomo la libertad de compartirlo con ustedes.


“Hay quien se pasa la vida entera leyendo sin conseguir nunca ir más allá de la lectura, se quedan pegados a la página, no entienden que las palabras son sólo piedras puestas atravesando la corriente de un río, si están allí es para que podamos llegar a la otra margen, la otra margen es lo que importa"


- José Saramago -


Reseña:
En un país cuyo nombre no será mencionado se produce algo nunca visto desde el principio del mundo: la muerte decide suspender su trabajo letal, la gente deja de morir.

La euforia colectiva se desata, pero muy pronto dará paso a la desesperación y al caos. Sobran los motivos. Si es cierto que las personas ya no mueren, eso no significa que el tiempo haya parado. El destino de los humanos será una vejez eterna.

Se buscarán maneras de forzar a la muerte a matar aunque no lo quiera, se corromperán las conciencias en los «acuerdos de caballeros» explícitos o tácitos entre el poder político, las mafias y las familias, los ancianos serán detestados por haberse convertido en estorbos irremovibles. Hasta el día en que la muerte decide volver...

Arrancando una vez más de una proposición contraria a la evidencia de los hechos corrientes, José Saramago desarrolla una narrativa de gran fecundidad literaria, social y filosófica que sitúa en el centro la perplejidad del hombre ante la impostergable finitud de la existencia.

Parábola de la corta distancia que separa lo efímero y lo eterno, Las intermitencias de la muerte bien podría terminar tal como empieza: «Al día siguiente no murió nadie».

Espero que les haya gustado esta recomendación.
Les mando un beso



5 comentarios... ¿Y tu que opinas?:

joselop44 05 octubre, 2009  

Estupendo autor. Me dejas con ganas de saber cosas sobre esa nueva novela que has comenzado: temas, argumento, personajes, localización...
Soy un curioso empedernido al que le interesa mucho lo que hace su amiga.
Un abrazo guapa

KHIMAIR 05 octubre, 2009  

Hola bella, necesito que con calma leas esto, y que me postees una respuesta, .http://reflectionsfictitious.blogspot.com/2009/10/blog-project.html

te espero gracias

♪Mariana *-° 06 octubre, 2009  

SIII!! se escucha muy interesaante!!! AAH! jaja lo comprare, estoi segura que este si lo venden aqui, ademas la maestra de español seguro que me sube la nota jaja! aunque lo hago porque lo disfruto muuchisisismo ♥

Saludos!

Deigar 06 octubre, 2009  

Hola! este libro ayer cuando fui a la librería, lo tomé porque la portada me gustó, pero por falta de tiempo no pude ni siquiera ver la sinopsis. Pero ahora que la leo, me lo apunto para hacerme con él en mi próxima visita a la librería.

Saludos Ely!

Hermes 07 octubre, 2009  

Te va a encantar... sobre todo el final

¿De donde nos visitan?

¿Buscas Algo?

¿Buscas algo que no está en el blog?

Ve a la sección de contacto y haz tu petición n.n

O bien, escríbeme a:

tinta_color@hotmail.com

no tardaré en responder ;)









  © Recuerdos por JenV 2010

Back to TOP